MK II vs Casio PB-1000: El comienzo de la aventura

He contado esta historia varias veces, pero me he dado cuenta que siempre se la cuento a las mismas personas, aquellas que ya la conocían, no porque se las hubiera contado, sino porque la vivieron, y siento que ya es hora de documentarla.

Corría el año 1995, pongámonos un poco en contexto. En ese año, aún no se masificaba internet (yo ni sabía que tal cosa existía), las cámaras fotográficas y de filmación eran una rareza y yo estaba en mi segundo año de Universidad, no poseía aún una computadora personal a mi disposición, sólo tenía mi fiel compañera, una casio PB-1000 que mi madre me regaló en mi cumpleaños número 13 y aunque ni ella ni yo lo podíamos sospechar en ese momento, me había dado algo que cambiaría mi futuro para siempre, pero eso, es otra historia, para otro momento.

De vuelta al año 1995. Me encontraba pasando vacaciones de verano⁠1 en una casa que mi madre compró en la ciudad de Santa Marta. Estaba solo y a mi edad y con mis inexistentes recursos económicos,  había poco que hacer salvo meditar y meditar y meditar.

A mis manos llegó un ejemplar de la revista club Nintendo, la número 28 para ser más precisos, en su portada se encontraban los personajes de un videojuego, Mortal Kombat II para Gameboy (la versión en blanco y negro).

Al leer la revista, me encontré con que, de alguna manera, los editores habían podido capturar con gran detalle pantallas del juego, describiendo los diferentes escenarios, personajes y movimientos especiales de cada uno de ellos, básicamente, documentaron gráficamente todo el juego.

Fue la primera vez que pude detenerme a analizar la construcción gráfica de un videojuego, la primera vez que pude observar la manera en que habían llevado a una pantalla tan pequeña algo que ya había visto y usado en computadoras y consolas de TV con pantallas y resolución más grande y en colores.

Las imágenes se veían como las que muestro a continuación:

Una cosa que me pareció interesante es que la cantidad de píxeles utilizados, -al menos en apariencia-, me parecieron pocos y tuve la sensación de que pudieran caber en la pantalla de mi Casio PB-1000 (La llamaré de ahora en adelante pb1k).

Yo, sin novia, con un aburrimiento del tamaño del planeta tierra y con mucho tiempo libre, decidí enfrentar el reto, voy a desarrollar una versión de Mortal Kombat para la Casio PB-1000, pero primero debía resolver un problema, cómo llevar las gráficas que estaba viendo en la revista hacia la PB1000?

En ese entonces lo único que sabía era que la resolución de la pantalla de mi pb1k era de 192×32 pixeles, todo debía caber allí. No había internet y los recursos e información técnica en Colombia ,-en ese entonces-, eran muy limitados, así que no tenía manera de saber cual era la resolución de pantalla del gameboy⁠2, así que básicamente debía confiar en mi pericia como dibujante, como programador y mis capacidades de observación.

Tomarle fotos no era una opción en ese entonces porque no tenía acceso a cámaras digitales, tampoco a un escáner y mucho menos a un software que me permitiera grabar un archivo digital en la memoria de mi pb1k, entonces, cómo hacer?

Aunque seguramente habrá un sin número de posibles soluciones, quizás mucho más fáciles que la que les describiré a continuación, yo decidí, desarrollar mi propia versión del MS Paint para la pb1k, lo llamé:

Mr. Painter. (continúa en el siguiente post)

anImage_1.tiff

1 Nota de precisión para el lector con conocimientos geográficos: en la costa caribe Colombiana siempre es verano.

2 Resolución del Gameboy: 160×144

https://es.wikipedia.org/wiki/Game_Boy

Comments are closed.