Los sueños se cumplen

Siguiendo mi historia con la pb1k, pasó el tiempo y sentí que los límites de fábrica de la pb1k me asfixiaban, lo primero que necesitaba era expandir la memoria, la pb1k trae 8Kb de RAM y con un módulo llamado RP32 se aumentaba a 40Kb.

La pb1k sin embargo vino con lo que considero es un tremendo error de diseño, cuando las baterías se acaban todo lo que está almacenado en esta RAM desaparece, no hay una batería de respaldo que permita mantener la información mientras se cambian las baterías. La única manera de sobre ponerse a este problema de diseño es utilizando un medio de almacenamiento externo y permanente. Casio pensó en 2 soluciones, una que utiliza cintas magnéticas y otro que utiliza disquetes de 3.5” de baja densidad, para ello creó dos dispositivos la FA-7 (cassettes) y la MD-100/MD-100A (disquetes).

Ahora, había cosas que se podían hacer con la pb1k que requerían poder imprimirse, para ello Casio creó dos tipos de impresora, una de matriz de puntos (FP-40) y una plotter (FP-100), esta última utilizaba mini cartuchos de tinta de 4 colores diferentes, que aunque no podían mezclarse si podían elegirse por software para cambiar el color del trazo.

*Extraído del dorsal de la caja de la pb1k.

Con un gran esfuerzo de mi madre, pagó (cerca del año 1993) unos 300.000 pesos colombianos por una MD-100 y una FP-100 de segunda mano, y la RP32 la compró en lo que antiguamente era el mercado San Andresito de mi ciudad, un lugar que traía los aparatos de última tecnología y abarrotaba los ojos de los niños que lo visitábamos y nos llenábamos la mente con fantasías e ilusiones. Mis madres, cumplieron muchas de ellas para mi.

 *Expansión de memoria RP32

*Impresora Plotter FP100

*Interfaz Floppy 3.5″ MD-100A

La MD100 me permitió guardar para reutilizar diferentes programas que me ayudaron en mi vida escolar y universitaria, alcancé a acumular una caja llena de disquetes con software hecho por mi bajo una marca imaginaria en ese entonces: Midas Software, el logo era una pata felina con 3 dedos y sus respectivas garras, una invención juvenil que nunca se materializó como negocio.

Recuerdo una anécdota de universidad, con un profesor a quien respeto y admiro mucho, Daladier Jabba. Resulta que nos dejó una tarea, consistía en un trabajo de investigación para entregar impreso. Para ese entonces y ante la ausencia de un procesador de textos para la pb1k decidí desarrollar uno, lo llamé ABC Works.

Tenía funciones básicas:

  • Justificación automática
  • Negrita
  • Itálica
  • Subrayado
  • Mayúsculas y minúsculas
  • Paginado
  • Guardar archivos
  • Abrir archivos
  • Combinar archivos
  • Imprimir
  • y quizás otras que no recuerdo.

El asunto es que mis trabajos de la Universidad los hacía utilizando ABCWorks y alguna vez, reunido con Daladier, éste me aconsejó cambiar algo del trabajo, saqué mi pb1k y procedí a hacer la corrección, el profesor sorprendido me preguntó: -Y tu haces tus trabajos ahí?. En ese momento me di cuenta que la pb1k era algo que permitía crear cosas fuera de lo común.

La impresora plotter FP100 tenía ventajas y desventajas, como era una plotter era perfecta para realizar impresiones de gráficos de líneas continuas, sin embargo, para imprimir letras era extremadamente lenta ya que debía trazar cada letra, devolviéndose sobre si misma varias veces durante el mismo trazo. A veces pasaba toda la noche, hasta horas de la madrugada para imprimir 1 solo trabajo.

Pero la FP100 tenía ventajas, por ejemplo, estando aún en el colegio, tenía clases de dibujo técnico, el profesor calificaba la exactitud al milímetro de los márgenes, los cuales debían ser hechos con un tipo específico de lápiz, eso era una tarea difícil y lenta, llena de errores, sin embargo, tenía una máquina construida para realizar eso, la FP100. El único problema es que el profesor quería los márgenes hechos con lápiz y la plotter usaba tinta, la solución: cortar y tallar un lápiz por secciones con el tamaño y forma de uno de los cartuchos de tintas de la FP100, el resultado: disminución del tiempo de trazado de unos 15 minutos a mano por cada hoja a unos 15 segundos usando la plotter y en este último caso, sin margen de error.

La lista parcial de software que logré desarrollar con estos aparatos es:

Nombre del Programa Descripción Estado del software
Abc Work 3.0 Procesador de textos. Disponible.
Mr. painter 2.1 Creador de mapas de bits. Disponible.
Graficad 1.0 Graficador de funciones. Disponible.
Buscaminas Juego. Disponible.
Pac Man X Juego. Disponible.
Missile command Juego. Disponible.
Mortal kombat II Juego. Demo disponible.

Aunque hubo otros tantos, los de la lista me dejaron grandes satisfacciones, más por lo que me enseñaron durante el proceso de resolverlos que por cualquier otra razón.

Lamentablemente en algún momento, luego de algunos años de haberme graduado y muchos más de no utilizar la pb1k tomé una decisión de la que me arrepentiría una y mil veces: vender y regalar.

One Response to “Los sueños se cumplen