Las Crónicas de DeGauss: The Beginning

Las Crónicas de DeGauss: The Beginning 

Abril de 2007 – Por aquellos días no teníamos muchas cosas divertidas por hacer en Mordor. Íbamos a reuniones interminables de las que siempre salíamos confundidos y perturbados por las tareas asignadas a cada uno carentes de estrategia. Los medios días siempre reposábamos el almuerzo comentando desde la película “gore” del momento (El Juego del Miedo, Hostal, etc.) hasta la peor producción cinematográfica de la historia (Troll, Manos: The Hands of Fate, etc.)… Oooooh my Goooood!…

Poco desembocábamos en temas exóticos sobre música o nuestras habilidades artísticas, además los karaoke-parties que organizaba la Gerencia nunca fueron un motivo para integrarnos en un proyecto musical. Un día terminamos compartiendo el negocio soñado y qué gran sorpresa fue converger en un bar con rock en vivo, interpretada por nuestra propia banda. En aquella época Javk no era SparRoAw y yo apenas era Többi. Javk se acordaba de su viejo piano al que no le funcionaba la fuente eléctrica y yo practicaba batería una vez al año con mi primate Charlie (1980 – 2007). Soñar no cuesta nada.

Mayo de 2008 – La muerte de Charlie es un acontecimiento que ha marcado fuertemente mi vida e inclinación musical. Casi un año después de su partida, mi tía decidió disponer de sus instrumentos musicales, pues era justo que alguien los hiciera sonar nuevamente, aunque nunca sería la misma experiencia. Para ella era deseable que la legendaria Gretsch Blackhawk de 5 piezas quedara en familia y así fue como aspiré a heredarla. También había un bajo totalmente nuevo que buscaba unas manos diestras, pero su historia se desarrolla en otro blog.

Al cabo de un mes la Blackhawk llegó desarmada a mi casa… y bastante desafinada. Aún así ya era (y sigue siendo) un orgullo tenerla conmigo. Ahora era el momento de recobrar el sueño compartido hace más de un año, sin embargo trascurrieron otros meses de ocupaciones y tareas carentes de estrategia que me empujaron más hacia un nuevo proyecto laboral que musical. Los medios días ‘gore’ y de fiascos cinematográficos continuaron siendo la norma… Let the game begin!…   

Septiembre de 2008 – Tuve un descanso de algunos días antes de incorporarme a mi nueva asignación laboral. Una tarde de aquellas armé la Blackhawk y fue así como Javk desempolvó su viejo piano, pero este no funcionó. La batería tampoco sonaba bien, y además le faltaban unas piezas que no eran esenciales. Así empezó nuestro proyecto musical: Javk comprándose un nuevo piano y yo rescatando platillos donde mi tía y adaptándole accesorios a la Gretsch.

La última semana del mes andábamos en nuestra propia película con la banda de rock, aunque no había guitarrista, ni bajista, ni vocalista, ni nadie más!. Recordamos que en Mordor uno de nuestros panas (el Gamberro) sabía tocar el bajo, así que lo convidamos al proyecto. También invitamos a una cantante que no lo era, pero parecía que lucía bien para imagen de la banda, aunque no había carátula, ni nombre, ni nada!. Así fue nuestra primera ‘tocata’ (denominación que dimos a nuestras sesiones): una tarde soleada y desafinada tratando de ensamblar ‘Juégale, apuéstale’ (tributo a Queen). La experiencia fue pésima, pero suficiente para creer en un futuro prometedor… Play the game, everybody play the game of love!…

Comments are closed.