origins

“Era una colt peacemaker que el coronel utilizó durante la guerra de los mil días y que había regalado a su hija, ella, tan dulce como recia, flexionó su codo estirando su brazo bajo la suave almohada, apretó sus dedos e hizo rugir a la bestia, haciendo palidecer y desvanecer la sombra negra y pegajosa que trataba de mancillar su hogar con misteriosas intenciones. Nadie, mientras ella viviera iba a acercase a los suyos”.